La exposición a pantallas en la infancia

La exposición a pantallas en la infancia
15/05/2019 wanatoy

Pantallas: exposición en la infancia

Tanto mayores como pequeños vivimos constantemente expuestos a diferentes pantallas: teléfonos, tabletas, televisión y ordenadores. Con ellas accedemos a todo un mundo de información, diversión, relaciones sociales y actividades profesionales. Pero… ¿Que ocurre con los niños? Sabemos que tienen ventajas e inconvenientes para su desarrollo y aprendizaje, pero.. ¿Dónde esta el límite? ¿Cómo debemos actuar? En este artículo hemos tratado de recopilar información clínica y científica en relación la exposición de pantallas en la infancia.

En 2016 la Asociación Americana de Pediatría (AAP) redactó una serie de recomendaciones para el uso de las pantallas en la infancia, en ellas propone:

  • Evitar el uso de las pantallas en los niños menores de 18 meses.
  • Entre 18-24 meses elegir los contenidos y verlos de manera conjunta, compartir el momento y ayudarles a comprender lo que están viendo.
  • Entre 2 y 5 años, limitar el uso de pantallas a 1 hora diaria. Además, se mantiene la importancia de  ver los contenidos de manera conjunta.
  • A partir de 6 años se propone limitar el tiempo y asegurarnos de que el tiempo dedicado a multimedia no sea en detrimento de actividad física o actividades necesarias para la salud.

«Los menores de 3 años de hoy en día pasan más del doble de horas delante de las pantallas que hace 20 años»

En un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad Internacional de Florida, se compararon hábitos de vida de los niños menores de 3 años en 1997 y los de 2014. Sus resultados indican que en 2014 los niños menores de 3 años pasan una media de 3h y 3 minutos delante de una pantalla, eso supone más del doble que en 1997 cuando la media estaba en 1 hora y 20 minutos.

Otro reciente estudio realizado por la consultora PAC Research & Education, indica que el uso prematuro de las pantallas está reduciendo la presencia de juegos y juguetes a favor de la electrónica en un 53% produciendo un abandono prematuro del juego y los juguetes a la edad de 9 años.

Finalmente, en una revisión de 11 estudios que valoran el sueño y el uso de dispositivos multimedia. Se observó que los niños que usaban estos dispositivos una hora antes o a la hora de dormir, dormían menos horas, tardaban más en conciliar el sueño, tenían mayor número de despertares y más sueño durante el día.

Muchas familias nos preguntan en nuestra práctica clínica ¿Hay juegos de móvil educativos? ¿Aprenden lenguaje con las apps?  ¿Mejoran sus capacidades atencionales?

Nuestra respuesta es siempre la misma: es infinitamente mejor la estimulación real que la virtual.  Nuestros niños aprenderán más habilidades y capacidades jugando (incluido el lenguaje).

Resumiendo…las pantallas son una oportunidad y también un peligro para los pequeños.

Tenemos que estar muy atentos, todos sabemos que las pantallas son útiles y aportan aspectos positivos a los pequeños, pero no debemos olvidarnos que son potencialmente adictivas.

Tal y como recomienda la AAP, el uso de pantallas no debe quitar tiempo de ejercicio físico, lectura, sueño,  juego autónomo, juego compartido, estudio, tiempo en familia.

Os deseamos un feliz jugando libre de pantallas


Artículo redactado por el equipo interprofesional Wanatoy

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

WANATOY usa cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y generar estadísticas del uso de la web. Al cerrar este mensaje o continuar navegando por nuestra web aceptas el uso de cookies en este dispositivo, de acuerdo con nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies