Romper las barreras a través del juego

Romper las barreras a través del juego
15/01/2020 wanatoy

Romper las barreras a través del juego

Nos hace mucha ilusión compartir con vosotros la entrevista que nos hicieron en el Magacine extra de navidad del diario 20 minutos en la que abordamos el tema de las barreras sociales en relación al juego y los juguetes de los niños.

«Las vivencias infantiles determinan nuestra manera de ser y estar en la vida adulta» aseguran Núria Navarro y Rosanna Marí. Psicóloga infantil y neuropsicóloga respectivamente. Estar dos profesionales están al frente de la iniciativa wanatoy, que defiende el juego y los juguetes como herramientas de desarrollo y aprendizaje.

Y es que esos regalos que llegan a las manos de los más pequeños en navidades pueden determinar sus intereses futuros, desarrollar su inteligencia e incluso despertar su vocación en ramas concretas.

«jugar ayuda a los niños a entender el mundo en el que viven», razonan las responsables de wanatoy «Es importante apostar por infinitas posibilidades, permitir a los niños desarrollar su creatividad y curiosidad, dos capacidades fundamentales para aprender».

Dentro de ese desarrollo, son especialmente importantes los roles de género. Ambas profesionales señalan la necesidad de distinguir entre identificación y roles: la primera implica sentirse hombre o mujer; la segunda, por su parte, está más relacionada con normas sociales y culturales establecidas para cada uno. «Los niños se identifican con un género, por determinación biológica o no, alrededor de los siete años», explican, «en en ese momento ya pueden percibirse a sí mismos como un chico o una chica. Pero el rol de género se establece antes, alrededor de los dos años, cuando el niño o niña empieza a diferenciar que hay conductas de chicos y de chicas». Esos comportamientos aprendidos, son los que, más adelante, pueden llevar a las mujeres a ser más dadas a asumir los cuidados o a los hombres a optar por estudiar ingeniería, por poner algunos ejemplos.

UN REFLEJO

«Jugar es un ensayo de la vida adulta», apuntan Navarro y Marí. «Los niños aprenden de esta forma a hacer de papá, mamá, profesores, bomberos o doctores»; por ello, precisamente, es tan beneficioso ampliar los horizontes mediante ese juego y no limitar «en cuestiones como el género».

Pero no se trata solo de la división entre hombre o mujer: el juego puede borrar líneas de discriminación social o de vulnerabilidad: «Los adultos podemos plantear dinámicas de juegos y permitir un espacio en el que se rompan barreras contra el acoso escolar, la aceptación a diferentes culturas, identidades o preferencias sexuales», enumeran desde Wanatoy. «El juego es un promotor del desarrollo de valores positivos y saludables en los niños».

ACABAR CON CLASIFICACIONES

En la mayoría de ocasiones, desde la juguetería y el catálogo hasta la elección final, la clasificación de los juguetes depende de los adultos. «Aunque es cierto que cualquier juguete puede romper barreras, es preferible escoger aquellos que no tienen estereotipos de género: por ejemplo, figuras o muñecos no sexualizados», recomiendan Núria y Rosanna. Un ejemplo: Creatable World, lanzado por Mattel hace unos meses, que ha supuesto un paso adelante hacia muñecos libres de estereotipos.«Creemos que pocoa poco esta será la tendencia», afirman esperanzadas. Otra idea pasa por elegir juguetes según la habilidad o característicaque se quiera fomentar en el menor. «En este abanico entran juegos de construcciones, puzzles, cuentos, maletines de médicos,  experimentos, juegos de agua o de mesa», apuntan.

DE CARA AL FUTURO

Otra gran tendencia juguetera es la de las alternativas STEM –acrónimo en inglés que engloba la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas–. Según las expertas, este tipo de opción es ideal de cara a romper barreras sociales. «Todavía existen grandes diferencias en los profesionales científicos, sobre todo en las ingenierías, que son las más escogidas por los hombres», argumentan desde Wanatoy. «Aunque no sabemos si cambiará, sí sabemos que es muy bueno ofrecer juguetes STEM tanto a niños como a niñas. Los beneficios de la programación son muchos a nivel de neurodesarrollo», explican: mejoran factores como «la atención, la paciencia, el funcionamiento ejecutivo, la flexibilidad cognitiva, la memoria y la velocidad de procesamiento».

Por encima de todo, las dos profesionales tienen algo claro: lo más importante es no sentir miedo a la hora de ofrecer a los niños todo tipo de juguetes. «Un juego en sí no está clasificado, lo clasifica la mirada que el adulto hace del juego», apuntan. «Todos los niños y niñas deben jugar con muñecos, muñecas, pelotas, cocinitas y coches. Cada juguete contiene una experiencia y una oportunidad de aprendizaje, así que, ¿por qué no ofrecerlas todas?».


Entrevista publicada en Magacine edición impresa de navidad 2020.

Si necesitas ayuda específica sobre esta temática, consúltanos en ASESORAMIENTO

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

WANATOY usa cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y generar estadísticas del uso de la web. Al cerrar este mensaje o continuar navegando por nuestra web aceptas el uso de cookies en este dispositivo, de acuerdo con nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies